01 Exposiciones
02 Actividades y Cursos
03 Noticias
04 elhAll
05 Enlaces de Interés
04 elhAll___79

Y SEIS
del director


Me parece muy bien Giovanni que tal y como dices al final de tu artículo quieras darle un poco de alegría a nuestra vida corporativa. Pero leyendo y releyendo sus párrafos centrales y hasta el tipo de chistes que tratas de hacer, mucho me temo que esa no haya sido tu intención pues el resultado se me hace más bien penoso. Tanto que, en un primer momento pensé que no era merecedor de publicarse en este boletín.

Releí también varias veces el artículo del Decano que motiva el tuyo, y por encima de modismos más o menos compartibles, pude ver en él que no estaba movido sino por el deseo de que las estúpidas tensiones políticas en la lucha por el poder que los periódicos tratan de vendernos diariamente como “política”, no afectaran en lo posible a nuestra vida profesional y cultural.

He repetido por activa y por pasiva en no pocos editoriales de esta época de elhAll que una cosa es la vida pública y otra la política, y que en plena sintonía con el artículo del Decano, la línea de elhAll, mientras yo lo dirija, será ajena a esa comedia ridícula que cada día representan los partidos pegándose como niños.

Pero también quiero decirte, y decir en general, que si ese tipo de pseudopolítica pública no va a tener cabida en elhAll, mucho menos la va a tener otro tipo de asuntos de política interna colegial que traten de imitar los modos de la política exterior, o que mezclen asuntos de índole laboral. Y ello por una simple razón: porque en nuestro Colegio no puede y ni debe haber nunca una lucha por el poder, pues el desempeño de los cargos de responsabilidad colectiva no es otra cosa que un servicio honorífico.

Insisto: el sentido del artículo del Decano no ofrecía ninguna duda al respecto. Más dudas tuve yo, Giovanni, durante los años en que el Colegio te confió la coordinación de Cultura, pues en tu forma de actuar conmigo no vi sino intentos de cortar o de frenar mi espíritu crítico. Pero en modo alguno te podía pagar con la misma moneda, y ahí tienes publicado tu artículo tal y como me lo has enviado, sin cambiar un tilde ni una coma.

Eso sí, aquí queda también mi advertencia de que quien quiera seguir esa vía de “reflexiones” no va a tener cabida en elhAll.