01 Exposiciones
02 Actividades y Cursos
03 Noticias
04 elhAll
05 Enlaces de Interés
04 hasta la Cocina___18 / X JORNADAS DE DISEÑO EN LOGROÑO

MARISCAL
por Quique Fernández

La jornada empieza relativamente pronto ya que la conferencia estaba programada para la tarde y son las once de la mañana. Mariscal aparece en el hall del hotel al que ha llegado hace unos minutos en taxi desde Bilbao. Ha pasado por el Domine, hotel emplazado frente al museo ideado por Gehry y en el que también se refleja en su exterior, mediante un sistema de espejos, alguna de las estaciones de metro diseñada por Foster. Él llevó a cabo la dirección estética de las cinco plantas no sólo con sus diseños, también los hay de Philippe Starck, Ron Arad, Alvar Aalto, Arne Jacobsen o Isamu Noguchi entre otros, en butacas, baños, alfombras..., consiguiendo lo que pretendía, reflejar una historia del diseño abandonando la idea de lo que normalmente es un hotel de lujo, "plasmando un concepto que pueda traducirse en una filosofía global".

El día anterior también había inaugurado una exposición en la galería Colón XVI llamada "Últimas cosas" donde presentó dieciocho piezas entre esculturas, carboncillos y acrílicos siendo la silla como concepto el eje de la muestra. Aquí es donde podemos descubrir al Mariscal más personal y creativo; los trabajos realizados como estudio Mariscal son otra cosa. Para que el estudio acepte un encargo tiene que ser todo un reto si no no hay emoción.

La conferencia de Vasava por la mañana nos hizo ver que el resto de los mortales, incluido el propio Mariscal, pertenecemos al siglo pasado. Le fascinaron, y si por nombre no sabía quienes eran (no recuerda ningún nombre, incluido el de su mujer) después reconoció alguno de sus trabajos y le recordaron que tiene que actualizar su web. Reconoce con recelo que hay otra generación de diseñadores que vienen pisando fuerte, que la suya ya pasó. Su móvil no suena, sólo decide él cuando llamar. Llamó a su amigo Pedrito (Almodovar), para comentar la coincidencia del estreno de su película con el fatal atentado y las consecuencias de después cuando vio el cartel de la Mala educación. También llamó a Peret para comentarle su presencia en Logroño. Su generación pertenece a los años ochenta y aunque no todos los integrantes de "El rollo enmascarado" fueron con el tiempo tan internacionales, se juntan de vez en cuando. Nos contó que estaba triste con la posible retirada de "El Víbora" pero que es bastante entendible porque todo evoluciona o cambia de formato. Recordamos a Ceesepe, Calonge, Nazario o Gallardo con naturalidad, incluso a Ocaña del que guarda gran recuerdo. Nadie preguntó por Barceló, eso son palabras mayores.

Siempre fue un niño grande con complejo de Peter Pan, ahora tiene dos niños pequeños, por lo que nunca crecerá. Dibujos, mascotas, diseño de la zona infantil Acuarinto del parque temático Huis Ten Bosch en Nagasaki, Japón...  Los dibujos animados le apasionan, tiene en mente hacer un largometraje sobre música cubana junto a David y Fernando Trueba, ya colaboró con este último en "Calle 54". Ahora ha terminado unos títulos de crédito para una película con Santiago Segura para teenagers. Se reconoce como una especie de batidora en la que entran por igual Calder y Vázquez, Miró y Mickey Mouse, Matisse y Robert Crumb.

Aunque a simple vista parezca que vive en su rico mundo interior no es así, pertenece a este mundo y es consciente de lo difícil que es vivir del diseño cuando no se es Mariscal. "El diseño no existe si no hay empresarios que crean en él. Desgraciadamente, en España hay mejores diseñadores que empresarios", afirma ,"cada vez hay más sensibilidad y hay muchas empresas que empiezan a apostar por una estrategia de diseño, pero los cuarenta años de dictadura hicieron muchísimo daño al mundo empresarial, que sigue siendo no muy profesional, porque va a enriquecerse de una manera burda y rápida", dijo.

En 1999 el Estudio Mariscal produce Colors. Este es un espectáculo visual en donde conviven una pantalla de retroproyección, un protagonista-narrador que es un robot (Dimitri), 7 actores que son gimnastas, hacedores de sombras, bailarines y tramoyistas, 4 robots cantantes, una banda sonora y un equipo de luces. Es un cuento en tono de humor en donde se narra la historia de los colores con una base sonora entre cubana y ochentera basándose en la creación del mundo.

Aquí, como hacen los "artistas", vino a hacer un bolo. En la Escuela de Arte no tuvimos a los siete gimnastas ni tampoco bailarines ni tramoyistas, tampoco vino ningún robot; todo fué sustituido por un micrófono inalámbrico, una lámpara y el propio Mariscal haciendo todos los papeles, las voces, las marionetas, las canciones.... todo. Su show sorprendió a un público entusiasmado y entregado; y muchos se acordaron de sus hijos en casa. El espectáculo fue creciendo hasta las típicas preguntas del final. No se pudo programar otro final mejor para las décimas jornadas de diseño en la Escuela de Arte, tuvimos en directo una verdadera traca valenciana la tarde de San José y de alguna manera demostró que diseñar puede ser muy divertido y no hace falta que se tenga que recordar ningún nombre; siempre que tu economía al final de mes no dependa de ello, claro.