01 Exposiciones
02 Actividades y Cursos
03 Noticias
04 elhAll
05 Enlaces de Interés
04 elhAll___86

ZAHA HADID EN BILBAO
por Enrique Aranzubia

Zaha Hadid ha realizado el masterplan conceptual para la península de Zorrotzaure en Bilbao en una larga curva de la ría del Nervión de más de 3 Km de longitud y 60 hectáreas de superficie. Este antiguo puerto y área industrial se convertirán en hogar para cerca de 15.000 nuevos residentes y suministrará estudios, oficinas y espacios de trabajo, para cerca de 6.000 personas.

Zorrotzaurre ha estado siempre separado de sus barrios vecinos por un canal abierto con objeto de alargar el desarrollo del puerto durante los momentos de máximo apogeo industrial. En la propuesta de Zaha Hadid el canal será prolongado para favorecer el control de inundaciones de las mareas. Esto hará de Zorrotzaurre una isla, ocupando una estratégica posición en la futura expansión de la ciudad y en la integración de la ciudad-región.

Zaha Hadid ha respondido a este reto definiendo una densa y dramática fábrica urbana y un valiente acceso a una gran infraestructura. El frente del agua subrayará el significado de su natural y estratégica posición.

El plan permite que el carácter abrupto de la topografía de los alrededores de Zorrotzaurre y la amplia curva del Nervión influencie sutilmente la red urbana existente de Bilbao. La alineación de las edificaciones resultantes genera un suelo texturizado que se extiende como un manto por todo el area de actuación, en un intento por conformar a la pequeña escala de la fábrica existente y también intentando expandir esa respuesta a los demás espacios abiertos. De esta manera el plan se acomoda de igual forma a edificios históricos y a la nueva trama urbana, uniendo ambas márgenes con el elemento integrador del agua.

El skyline futuro de Zorrotzaurre presenta un dramático perfil dentado, prevaleciendo la verticalidad, como una reminiscencia de otros densos frentes de agua construidos por el mundo y que están en nuestra memoria.

Zorrotzaurre estará integrado con sus vecinos en ambas orillas del Nervión por una apasionante secuencia de puentes. Esto permitirá al río mismo convertirse en una parte llena de significado para la vida diaria de las comunidades locales estableciendo una espina central de actividad corriendo a través de la isla y uniendo los barrios, aguas abajo de la ría, con el centro de la ciudad.

El plan se dirige a poner en valor una ciudad regionalmente integrada, definiendo nuevos comportamientos de vida y trabajo dentro del contexto de una fuerte identidad local.

En el corazón del plan de Zorrotzaurre, un sistema elegante de bloques lineales de viviendas nos define una trama rica y densa. Organizados en base a un modulo de 1.000 m2, que permiten la formación del suelo para responder a la espina curvada del río, la red de la calle, y el sentido de la orientación de los edificios desde el río alto hacia la desembocadura. De esta manera, los módulos dan al plan una unidad total, mientras permite la diferenciación de distritos y grupos. La cota superior de los módulos estabiliza el nivel crítico de defensa del río, a la vez que también crea el espacio disponible para los aparcamientos subterráneos.

Uniendo este nivel crítico al desarrollo de los edificios, el paseo del lado del agua puede inundarse con las posibles fluctuaciones de la ría, permitiendo a la gente de Bilbao un más cercano compromiso con la orilla del agua. Mientras tanto, sobre las plataformas, los edificios se giran perpendicularmente a lo largo de las hoces del río, abriendo la fábrica de edificios por lo que los senderos y vistas pueden ser disfrutados por todos.

El rico esquema de los espacios públicos y privados que vemos en el plan pueden ser realizados a través de la sutil diferenciación de niveles, promocionando un fácil equilibrio entre las necesidades de la privacidad y los placeres de la vida en comunidad.

La estructura modular permite un planeamiento densamente construido para acompañar al fuerte sentido de pureza de la arquitectura, en referencia a la creación de un rico tapiz de lugares al aire libre. Los paseos del lado del agua, los parques, la avenida central de los árboles alineados, las pequeñas plazas, y los jardines públicos todos unidos van a crear una textura hecha para una vida social urbana.

El plan promociona el desarrollo de los tres distritos definidos que efectivamente integran con sus vecinos al otro lado del agua, estableciendo junto con ellos áreas urbanas más grandes y complejas que serán capaces de encontrar los imputs de un cambio económico regional a modo de otras regiones europeas.

Río arriba, Zorrotzaurre nos lleva a una intensificación urbana natural. Situada justo cruzando el río desde el corazón del Bilbao del siglo XIX y comunicada fácilmente con los otros centros: residenciales, de negocios, aprendizaje, medicina, ingeniería, etc., hace de esta área un distrito ideal del conocimiento económico.

La edificación que aquí se construya estará más definida y ajustada que en los otros dos distritos del río bajo, integrando el apasionante frente histórico del agua, en una potente estructura de oficinas y edificios residenciales. Los espacios intermedios y los pasajes públicos crearan un microclima y de medio ambiente que conecte la tradición y la modernidad.

Los espacios del distrito del medio, la abertura hacia el Parque Sarriko, cruzando el canal, se dibujan sobre la fuerza del paisaje para neutralizar una fuerte coherencia entre los edificios históricos de carácter diferente. Hay una gran escala seductoramente pensada para ser preservada en los más interesantes edificios industriales, con estos grandes espacios, potencialmente se pueden plantear desarrollos de pequeñas industrias, estudios, y locales basados en el arte.

Mientras tanto, la vecindad existente a escala pequeña se recoge alrededor de la iglesia local, retiene su intimidad entre los árboles de un parque adjunto, donde un pequeño anfiteatro proporciona un lugar de actuaciones al aire libre. El distrito se ofrece como un centro de artes, deportes, y ciencias del medio ambiental, conectado vía un "puente verde" a la universidad y al Parque Sarriko. La apertura del lugar crea una oportunidad para el desarrollo de los deportes con una tradición regional mayor, mientras el parque del lado del agua posibilita un importante servicio para los barrios cercanos.

Río abajo, Zorrotzaurre establecerá un concentrado urbano en el que el desarrollo del largo itinerario regional de la Ria, con un desarrollo de nuevos puentes crearán una unión esencial urbana entre las orillas del Nervión.

El distrito está definido por su cercana integración con el agua, con los muelles locales a pequeños barcos privados, estanques, paseos de madera para garantizar una relajada cultura a lo largo del canal. Juntos, los barrios, la formación del suelo generada por los módulos y el skyline presentan un diseño integral de una unidad diferenciada.

(Texto traducido e interpretado, con la ayuda de mi hija Cristina, de la documentación que se nos facilitó en el Museo de Bellas Artes de Bilbao en la presentación del dia 6/11/04).