01 Exposiciones
02 Actividades y Cursos
03 Noticias
04 elhAll
05 Enlaces de Interés
04 elhAll___87

INOCENTE
por
Javier Dulín

Querida Carlota:

Hoy es el día de los Santos Inocentes, y te juro que al echar un vistazo a la prensa local, he sido incapaz de distinguir la noticia inocente del resto, cosa por otra parte completamente normal, pues nos tienen acostumbrados a vivir en una inocentada permanente, y en cuanto a la arquitectura se refiere, también.

Sin ir más lejos, el 18 de este mes, la página "especializada" del diario La Rioja, califica de revistas especializadas a El Croquis (porno duro) y a Proyectar La Rioja (viva la Pepa!!) para después, en el comentario que se hace al concurso de vivienda protegida ganado por Pablo, Miguel Ángel y Gaspar decir que es un único caso, este tipo de concursos, para ver arquitectura residencial de calidad. ¿Es que nadie tiene un poquito de rigor? ¿Cómo se pueden decir tres cosas tan dispares en el mismo espacio?

Pero vamos al Proyectar La Rioja número 27 denominado Proyectos, en el que se nos deprime con nuestras futuras arquitecturas locales más propias de un día como hoy que otra cosa. La Fombera; ¿se podrá construir eso de una fortaleza de la información?, ¿cuánto costará? ¿Puentes levadizos? si los ataques ahora vienen en forma de virus por la red, ¿para qué dicen que es el edificio?

¿Y la Ciudadela de Logroño; o el arte de la negación o del engaño? pero ¿tú ves algo? explanadas blancas con Indiana Jones como único visitante (no me extraña que no haya nadie más); pero si es como el cuento que te leí la otra noche del traje del rey, ¿es que nadie ve que no hay traje, que el rey va en pelotas? Por cierto, en ningún plano se aprecia el volumen existente definido por las escuelas Daniel Trevijano, se han esfumado o están cubiertas por el manto blanco que todo lo envuelve.

Maristas; ay, ay, Carlota, ya sabes las dudas que teníamos de enviarte a estudiar a Maristas tras la operación especulativa de los HHMM bendecida por el Ayuntamiento, pero ahora que nos adelantan las imágenes del futuro centro escolar del hermano-arquitecto Recalde, la cosa ha empeorado mucho. ¿Cómo, a una inocente como tú y otros muchos de tu generación, vamos a encerraros en un centro penitenciario de cuarta categoría? Pero si hay cárceles mucho mejor entendidas y más bonitas, mejor compuestas y con vistas extraordinarias, el mismo El Dueso. Claro, que también tiene delito la parcela con la que le ha tocado lidiar al arquitecto, en lo que se supone nueva urbanización del sur de la ciudad. ¿Cómo se puede proyectar con tipología carcelaria un centro escolar? ¿o es que todo vale? Aún estamos a tiempo de que reflexionen y se queden en Calvo Sotelo 40 con sus dignísimos edificios de los del Valle, pero me temo que eso sería creer en los milagros con los que ellos nos saturaron la infancia, y la pela es la pela.

Zaha Hadid en López Heredia. No sé ni qué decir.

Más de galácticos. Concurso de la urbanización de la plataforma de la estación. Con semejante actuación, tal y como dice nuestro alcalde "una de las decisiones urbanísticas de mayor trascendencia en la Historia de Logroño" (hasta que haya que tapar el reciente foso de la LO-20) ¿cómo es posible una información tan pobre, consistente en unas reseñas de prensa con unas fotos de las maquetas en las que no se puede apreciar nada? Espero que el COAR consiga montar una exposición, en la que se puedan valorar las propuestas mejor que ahora. Porque con la información actual en la mano, ¿cuánto dicen que han cobrado cada uno de los cinco equipos que han participado? ¿No dice el título del concurso algo así como urbanización de la plataforma de la estación? y ¿dónde está la urbanización? y ¿dónde está la estación? y lo de plataforma, le han dado la vuelta para convertirlo en el nuevo eslogan de la arquitectura "la forma da plata". Carlota, que esto es Logroño y no la zona cero. El problema es coser la ciudad fracturada en dos por las vías del ferrocarril, no proponer sandeces formales que dan mucho juego a las revistas y a los políticos, pero que no resuelven el problema textil. Y en ese sentido, la propuesta de Ábalos y Herreros es la única que se aproxima a la cuestión. Pero y ¿la estación, es que ya no hay tipologías de estación válidas en las que basarse que todos la esconden? Los ganadores bajo un parque, el otro bajo un racimo de uvas (¿?), el otro bajo unos viñedos (¿?), el otro bajo una plaza, y Koolhas es el único que la cita aunque no sepamos nada de ella. Si llegan a invitar a un sexto, seguro que nos hubiera propuesto una estación bajo una forma de boina. Y si el concurso hubiera sido en Oviedo me asalta la duda de si el holandés Winy Maas, hubiera propuesto una estación bajo una enorme boñiga de vaca plantada de manzanos. Me acuerdo cuando en la Escuela mandé diseñar el primer proyecto de interiorismo, una tienda de música, y una alumna propuso una planta con forma de violín. Le planteé entonces que por qué no de fagot y que reflexionara sobre lo que proyectaría con ese método iconográfico si les propusiese un sex-shop. Y además para liarles más, les enseñé la planta de la casa del placer de Ledoux (con muchos más méritos arquitectónicos que el anecdótico y divertido formal). Pues hete aquí, que uno de los galácticos nos plantea edificios que en planta tienen forma de signos y números. Un profesor me enseñó una vez que las axonométricas te hacían sentirte como Dios, porque las veías desde el infinito y con poder para hacer secciones por donde quisieras y ver las interioridades del edificio, pero siempre con claro carácter analítico, no como planteamiento de un proyecto. Que yo sepa, los ciudadanos de Logroño aún andamos a cota cero. Es lo que tiene estar en el Olimpo de la arquitectura, que tienes visión de dioses.

Cambiando un poco de tema, hace unas semanas bajé al Colegio con motivo de la apertura de una exposición de fotografías titulada "arquitectura imaginada", más pensando en el vino y la conversación con los compañeros que otra cosa, para descubrir que no había vino y que de lo expuesto no entendía nada. Estaba yo mirando aquello, cuando entró Eduardo, ese que con sus comentarios sobre las pequeñas cosas que observa en la ciudad, sus crónicas de bares, restaurantes, recetas y partidos de pelota, nos hace sentirnos ciudadanos. En fin, el caso es que como aquello no daba para mucho, me invitó a la Becada a tomar un vino, y como yo había ido con ese fin pues acepté encantado. En el trayecto, breve, se paró, me cogió con su mano mi brazo parándome y me dijo: "fíjate en esta casa (por Barriocepo 36), aquí vive gente que merecen un elogio, porque mira qué vista del Camino de Santiago y mira con qué dignidad tienen su porchecito, con sus plantas, su reja, limpio y cuidado". Y pensé que tenía razón, y que eso más o menos bello, es hacer arquitectura y no dibujar formalismos gratuitos o plasmar metáforas de primero de carrera. Luego nos tomamos dos vinos acompañados de tortilla y otros becados.

Inocente, inocente, que se te cae la frente por el puente de San Vicente.