01 Exposiciones
02 Actividades y Cursos
03 Noticias
04 elhAll
05 Enlaces de Interés
04 elhAll___88

LA MIRADA URBANA
por
Martín Sáez

"Toda realidad permanece expuesta a diferentes formas y maneras de observarla, de percibirla..."

Diego Varaz

Sujeta a características tan variadas, la realidad, toma por momentos la forma de un GUANTE, que se amolda de acuerdo a los ojos con los que se la mire.

La mirada urbana es una manera de experimentar y percibir el espacio de ciudad, tan inherente a nuestras vidas cotidianas, que muchas veces influyen en nuestros actos produciendo cambios en nosotros.

Somos animales urbanos que nos movemos dentro de las ciudades como si estas fuesen gigantescos tableros que marcan las reglas de nuestro juego en común.

El cine de Alain Resnais (director de cine francés) tenía la particularidad de transformar el espacio cinematográfico en un espacio mental, donde tanto el medio como los personajes que habitaban en él, se desarrollaban a través de relaciones psíquicas y mentales.

Su cine era como un juego cerebral donde toda la puesta en escena constituía un gran tablero de ajedrez en el cual personajes y espacio actuaban como piezas de ese gran juego siendo este director el que las movía según sus ideas... (ver HACE UN AÑO EN MARIENBAD_Francia 1961)

Podemos considerar al espacio urbano en la cinematografía como un plano, una entidad que permite el desarrollo de las historias, narraciones o relatos que en su interior se irán produciendo.

Existen personajes, existe la ciudad y existe la cámara de cine.

A partir de su triple encuentro comienzan a aparecer las diferentes miradas urbanas nacidas del choque y de la relación de estos dispositivos.

Nosotros somos muchas veces los protagonistas de las miradas urbanas, y esto es lo verdaderamente interesante ya que nos permite participar de lo que esta pasando.

A través de la mirada urbana la ciudad puede representarse de varias maneras...

Según la estructura general de la representación podemos encontrar ciudades euclideanas y ciudades NO-euclideanas.

En representaciones narrativas bajo la forma clásica, donde las distintas acciones corresponden a desarrollos del esquema sensoriomotor, según los cuales los personajes reaccionan a las diferentes situaciones de manera lógica, el espacio urbano es el euclideano, ya que este es el medio en el cual las tensiones se van resolviendo de acuerdo a un principio de economía, por ejemplo: el camino más simple, la palabra más eficaz, más entendible de manera literal...

Las ciudades euclideanas son las urbes que se representan de manera tópica, real, lógica, nada más cercano a un documental o alguna película de acción.

Se presentan la mayoría de las veces como "decorados" como fondo de las acciones, como el lugar donde se desarrollan las acciones, pero sin sufrir variaciones en su representación en cuanto a la imagen verdadera del lugar.(ver Lost in Translation EEUU 2004)

Pero que pasa con las ciudades NO-euclideanas?...

Son aquellos espacios transformados por nuestras mentes a través de la cámara de cine.

Lugares conocidos se transforman en desconocidos y los recorridos por sus calles se vuelven recorridos laberínticos, infinitos, borgianos ya que nunca nos llevan a ninguna parte.

Ciudades que se transforman por la subjetividad de los personajes o de la cámara, donde sobrevienen los vagabundeos.

La ciudad NO-euclideana es el sitio pensado, sentido, experimentado por nuestra percepción..

En la película alemana "Ningun lugar adonde ir", el personaje principal es una escritora de la alemania del este que al caer el muro ya nadie publica sus libros por sus ideologías comunistas.

Ella queda desfasada en el tiempo y comienza a buscar el espacio comunista conocido en la gente que a la vez ya no pertenece a esa situación.

Es una película que trata de una búsqueda de un espacio-tiempo perdido en la historia, un film que habla más que de temas arquitectónicos, de temas espaciales-mentales.

La búsqueda del espacio ideológico conocido y su no encuentro lleva a esta escritora a deambular de Munich a Berlín, de casa en casa, de trenes a refugios no pudiendo nunca jamás encontrar mentes que le devuelvan su Alemania comunista sino todo lo contrario.

En este caso la mirada urbana se transforma en una mirada de deseo y decepción que a la vez crea y destruye la vida del personaje principal.

En Happy Together, el cine logra transformar las postales tópicas y turísticas de Buenos Aires , como ser el obelisco, el estadio del Boca Juniors, el barrio de la Boca, las cataratas del Iguazú y el faro del fin del mundo, en postales absolutamente no-tópicas, como imágenes desconocidas brindándonos otra mirada de la realidad.

La mirada urbana de esta película es una mirada transformadora, alteradora del color, de las texturas urbanas, del punto de vista de la cámara, ya que las escenas urbanas se realizan desde la altura de los ojos y las escenas fuera de la ciudad son todas desde el aire (punto de vista superior, casi celestial...).

Una ciudad que existe y otra ciudad que es creada, es construida fundamentalmente a partir de las cargas afectivas de los personajes (y del director).

La Buenos Aires de esta película no es la real sino que aparece envestida con los colores, con las tonalidades afectivas de los personajes, transformándola en una ciudad representada como signo cualificado de una afección, es decir a partir de sentimientos de nostalgia, desencuentros y lejanías...

De la ciudad de Wong Kar-Wai podemos encontrar la ciudad de Jacques Tati.

¿Qué es lo moderno?.Lo moderno es lo que no es antiguo. ¿Qué es lo antiguo? Sólo es reconocido como tal por la intervención de lo moderno.

Sin lo moderno, lo antiguo seguiría siendo presente y actual. Lo moderno entonces es lo que hace envejecer al presente, lo hace desplazarse hacia atrás, hacia el pasado..." Josep Quetglas.

Una ciudad de la crítica, del planteamiento de determinadas cuestiones que tiene que ver con la evolución de las sociedades.

Lo que existe, lo que deja de existir y lo que viene. A partir de las descripciones burlescas este director logra crear opinión y transmitirla!!!

Tati coloca en la pantalla una mirada urbana de comparación, de descripción de situaciones que son generadas a partir del espacio arquitectónico.

Dos miradas en una, la tradicional, la del tacto, la que se crea con la gente; y la mirada moderna arquitectónica que aparece a través del análisis racional y matemático.

En La Ley de la Calle, podemos ver la periferia de ninguna ciudad a partir de la mirada de la juventud, de las percepciones atemporales del tiempo.

En cada escena existe la presencia de un reloj, y con él, el tiempo???

Una mirada que se construye alrededor de uno de los personajes, el cual posee una percepción afinada y que le hace vivir desde y hacia otro lugar.

El tiempo sin tiempo de la adolescencia donde todos son héroes o enemigos se integra con la visión monocromática de la ciudad.

La mirada urbana como la que nos ayuda a descubrir otras maneras de percibir la ciudad, como una herramienta de visión y con ella de percepción, a veces copiando, a veces transformando y otras veces regalándonos diferentes maneras de concebir el espacio urbano en sí.

Este año fue la mirada urbana, otro año podrá ser otro tema, creo que lo importante para el Colegio de Arquitectos y para Logroño es que existan propuestas de este tipo, que exista gente dispuesta a llevarlas adelante y gente con ganas de verla y participar!!!

El Colegio tiene la idea de realizar un ciclo de cine y arquitectura cada dos años...esperemos que sea posible!!!

(Para Martín: la auténtica casa de mon oncle).