01 Exposiciones
02 Actividades y Cursos
03 Noticias
04 elhAll
05 Enlaces de Interés
04 elhAll___89

JUANITA HALL
por
Javier Dulín

18. Querida Carlota:

Me llegó hace poco, dentro de una colección de jazz vocal, un disco de una cantante desconocida por mí, que se llama Juanita Hall y cuya portada te adjunto. Me pareció muy divertido y me puse a escribirte una carta haciendo coñas con el nombre de la cantante y el nombre de nuestra publicación colegial y su director. Pero claro, después de lo ocurrido esta semana, el asunto no está para coñas.

El tiempo para la reflexión me parece muy importante y yo necesito mucho para llegar a una conclusión, se trate de un proyecto de arquitectura, la corrección a un alumno o qué hacemos el fin de semana. Por ese motivo el acuerdo de la Junta sobre el contenido de el hAll, me ha fascinado. El martes 15 a última hora de la tarde (te escribo el jueves 17) recogí el número 88 que lo estaba encartando la chica que vigila las exposiciones recién sacado de los paquetes en los que llega de la imprenta Vidal. Al día siguiente, en Junta ordinaria, ya les dio tiempo de meterlo dentro del orden del día y de redactar un acuerdo con preámbulo de tres hojas!, todo esto antes de que ningún hAll haya llegado a los despachos todavía y ya estaba colgado en la web el 16. Recuerdo en mi época de Junta que para redactar acuerdos sobre temas mucho más nimios tardábamos un buen rato y se le daba mil vueltas para acertar en el texto. Así, que te insisto en que me ha dejado fascinado, porque qué capacidad de redacción y con qué rotundidad está escrito, con la rotundidad del que cree que su verdad es más verdad que la de los demás. Y una de dos, o hay un plumilla dentro de la Junta que lo debía fichar el hAll (por otra parte muy necesitado, pues son muy pocos los colegiados que colaboran) o esto estaba más que preparado y estaban esperando un desliz para sacudir.

Hace pocas fechas, me sentí muy orgulloso de mi Decano que salía en la prensa (con posado incluido) denunciando el descaro del asunto de la residencia de enfermos de alzheimer, y pensé, olé tus huevos, ni políticamente correcto ni nada, ya era hora que desde la institución se hablase claro. Así es que este acuerdo tras fascinarme me sorprende, o sea que el Decano puede manifestar sus opiniones (y las de la Junta) y el director de el hAll no.

Tras fascinarme y sorprenderme, el acuerdo, me entusiasma en el párrafo que habla del período de "serenidad" del director de la publicación, actuando la Junta como si de un padre se tratase o una comisión de psiquiatras informando sobre la evolución de un paciente, Juan, ahora bien ahora mal.

Me deja perplejo el hecho de que porque se invite a arquitectos no se pueda hacer ninguna crítica o que no se pueda hacer comentarios sobre las obras de los compañeros. Así es que me hago extensible hacia mi persona el acuerdo de la Junta porque yo he criticado en tus cartas a más de uno. Entiendo que Pepe Garrido con sus coñas de la Fombera y sus complejos provincianos; o el bueno de Gerardo cuando en su columna del número 85 venía a decir que ya está bien de arquitectos estrella; o el correcto Arrakis, con su tira cómica del hC 23, también se lo deberían aplicar.

Me hubiera gustado leer acuerdos de la misma extensión y pasión con motivo de los viajes COAR, los puntos de encuentro, los cursos de la Universidad Popular, por mantener una publicación mensual con muy poca ayuda de los compañeros, por su sorprendente lealtad a la comisión de cultura. También recuerdo su época de Decano cuando intentó hacer de la Cultura el motor del Colegio, con fracaso estrepitoso por falta de apoyo y la propuesta de hacer una Fundación Cultural (cultural, no me refiero a la fundación COAR para salvar los inmuebles) rechazada por amplia mayoría de la Asamblea por cuestiones económicas.

Y además, he tenido el privilegio de estar muchos años junto al que considero mi mejor profesor de arquitectura.

En fin, querida Carlota, a partir de ahora te mandaré e-mails o te lo contaré de viva voz, pero te diré que me ha encantado ser una columna más de este peristilo que ahora se hunde.